Philomena.

El sábado fui al cine con mi gran amiga Magrat y vimos Philomena, la última película de Stephen Frears. Trata de una mujer irlandesa que pasa 50 años intentando dar con el paradero de su hijo, que le fue arrebatado por las monjas que la acogieron tras quedarse embarazada en su adolescencia. Las religiosas dieron en adopción al niño a una familia pudiente de norteamericanos.

Aquí tenéis el trailer:

Tras ver esto, esperaba ver una película tierna, conmovedora e intensa… y me llevé una desilusión. No está mal, pero le falta algo. Judi Dench lo hace genial; interpreta un personaje muy creíble, tan creíble que casi era una fotocopia de mi abuela, solo que Philomena no decía “la reoca”, “aburrición” y “alcontrar”, claro (igual por eso tengo esta sensación de vacío…)

Steve Coogan tampoco es que lo haga mal: es el típico pijo venido a menos que aprende unas cuantas lecciones durante el camino que emprende con la buena de Philomena. No cae en la moraleja fácil ni en resaltar valores que ya están tremendamente manidos.

Y el tema no podría estar más de actualidad: niños robados.

Pero le falta algo.

Fuerza.

Impacto.

No se.

En conclusión, es una peli que no transmite ni frío ni calor. No cometeréis un error si la veis, pero tampoco esperéis que os marque para siempre.

Le otorgo a Philomena 2´5 de los 5 posibles gordos.

pony pony pony - copia

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s