Bus urbano.

Llevo tres semanas conteniéndome y no puedo más. No quiero ser muy pedorra, pero si no digo esto, reviento: la gente es idiota.

O extremadamente maleducada.

O ambas cosas.

Trabajo a 30 km de mi casa y no tengo ni carnet de conducir ni (mucho menos) coche (creo que todos hemos aprendido valiosas lecciones después de lo de Farruquito). Cojo el transporte público a diario y, siempre que puedo, me desplazo de una ciudad a otra en tren (¡adoro leer durante el trayecto!). Intento salir de casa con tiempo e ir andando hasta la estación, pero no siempre tengo los 20 minutos necesarios para dicha operación.

Entonces, amigos míos, es cuando cojo el bus urbano y me pongo de mal humor: ¡un número alarmante de personas se sitúan en el asiento que da al pasillo y no permiten el acceso al asiento de la ventanilla!

clint-eastwood-disgusted-gif

Vamos a ver: los autobuses urbanos entre las 14:30 y las 15 horas van de gente hasta los topes (estudiantes y trabajadores que van a comer a casa, personas que trabajan en el turno de tarde y se dirigen a sus curreles…) y es algo universal que a todos nos gustaría ir solos, pero la gracia de los autobuses es que son, precisamente, públicos. Si quieres ir solo, pilla un taxi, coche, moto o burro a propulsión y así ni te molestan ni molestas. En serio, ¿cómo es posible que la gente sea tan jodidamente egocéntrica? De verdad, yo no conozco ningún caso en el que las ventanillas hallan robado el alma a alguien o lancen maleficios eternos. Tampoco creo que halla mucha gente que haga esto porque el asiento de la ventanilla esté ocupado por su amigo imaginario…

Voy a poneros algunas imágenes explicativas, que creo que no estáis advirtiendo la gravedad de este asunto.

bus

He aquí un autobús visto por dentro. Como podéis observar, hay unas cuantas señoras apostadas en dirección al pasillo y el asiento de la ventanilla está libre. ¿Cuántos asientos no están siendo utilizados? Al menos cuatro.

bus - copia

Podréis decir “Bueno mujer, con pedir amablemente a esas personas que te dejen sentarte, problema resuelto”.

Porque son taaaaaaaaaaaaan retorcidos que, en vez de desplazarse hacia la ventanilla, lo que hacen es coger torpemente sus bártulos, ponerse en pie, salir al pasillo, dejarte pasar hacia la ventanilla y volver a sentarse trabajosamente (aunque tengan 30 y pocos años, da igual; su psicomotricidad fina se va por unos instantes de vacaciones o a fumarse un cigarro). Y claro, os recuerdo que el autobús está llenito de gente, gente que te miran horriblemente mal porque estás formando un atasco… ¡¡¡cuando es mentiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiira!!! Es la otra psicooooooooopata que tiene un comportamiento anómalo o un puto morro que se lo pisaaaaaaaaaaa. Y hablo en femenino porque, muy a mi pesar, la inmensa mayoría de las veces son mujeres.

¿Y qué hago con esto? ¿Voy de pie y cultivo todos los días lo que un día serán unas varices como de aquí a Torremolinos? ¿Me vuelvo tan poco considerada como ellas y monto atasco todos los días? ¡No! Voy a iniciar una cruzada contra esta gente horrible y, cuando lo vea propicio, las obligaré a levantarse y ocuparé su sitio; no el de la ventanilla, si no el del pasillo. Y cuando me digan que porqué no voy hacia la ventanilla, pienso decir alguna majadería con cara de loca. Tengo que ensayar unas cuantas, que me considero una persona creativa. Por supuesto, acepto sugerencias.

Ains…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s