Las tribulaciones de Wilt.

Segunda parte de una saga de cinco libros, Las tribulaciones de Wilt es imprescindible para aquel lector que quiera pasárselo bien. He de decir que no es tan bueno como el primero (Wilt), pero aún así es altamente recomendable.

Para poneros un poco en situación, os cito el texto de la contraportada de Wilt:

La más famosa novela de Tom Sharpe, en la que el autor no deja títere con cabeza. El protagonista, Henry Wilt, encadenado a un empleo demencial como profesor de un Politécnico, acaba de ver postergado su ascenso una vez más. Mientras, las cosas no marchan mejor en casa, donde su maciza esposa, Eva, se entrega a imprevisibles arrebatos de entusiasmo por la meditación transcendental, el yoga o la última novedad recién olfateada. Wilt, que se siente impotente respecto a su empleo, no vacila en entregarse a fantasías cada vez más asesinas y concretas acerca de su mujer, con la colaboración de una espectacular muñeca hinchable. A partir de la inopinada desaparición de Eva, Wilt se encuentra encartado como principal sospechoso de la presunta muerte de su esposa, y se pone en marcha una desopilante investigación policíaca…

WiltSí, amigos. Un hilarante desaguisado made in United Kingdom (como a mi me gusta). Lo más cómico de todo es que Wilt se mete en todos los líos yendo con la verdad por delante… ¡y sin que nadie le crea! Aunque no me extraña, porque el surrealismo está demasiado arraigado a la vida de este hombre. Eva tampoco es que facilite las cosas. Y Sally… Oh, Sally! Es el mal personificado. Hacía tiempo que no me topaba con alguien tan sumamente trastornado. Todo ello se traduce en un compendio de risas que te dejará marca y te arrastrará, de manera irrevocable, a que sigas leyendo el resto de la saga. Para aquellos que estén interesados en leer Wilt, les animo encarecidamente a que lo hagan. En 252 páginas lo vais a pasar en grande y siempre será un libro que recordareis con mucho cariño.

Así que, ese público con tan buen propósito debe bajarse en esta parada, ya que paso a comentar Las tribulaciones de Wilt y se van a desvelar algún que otro secreto.

ZONA SPOILER.

Retomo las riendas del libro que nos ocupa y plasmo el resumen ofrecido por la propia editorial  Anagrama:

Una de las más brillantes e irreverentes farsas del autor, una sátira orgiástica donde el horror arranca carcajadas y en la que nadie se salva del ridículo, ya sea de izquierdas o de derechas, ecologista o partida­rio de la energía atómica, esposo fiel o donjuán irredento: ¡temblad, temblad, malditos! En esta novela, Wilt vive con su mujer, la inefable Eva, entregada a sus sucesivas pasiones alternativas, medicinales, nutritivas, religiosas, etc., y con sus temibles cuatrillizas… El sufrido Wilt alarga sus jornadas en el Politécnico para huir del tumultuoso gineceo que le espera en casa. Hasta que un día Eva alquila una habitación en la planta alta a una estudiante alemana de sólidos encantos, y Wilt comienza a pade­cer los tormentos del amor imposible y la lujuria frustrada. Que, por cierto, no son nada comparados con los sufrimientos que le esperan cuando descubra que la guapa alemana es una despiadada terrorista internacional y reaparezca en su vida el temible inspector Flint…

Insisto que es un poco más flojo que su antecesor, pero sigue siendo estupendo. Eché de menos que no implicará con mayor profundidad al inspector Flint, con el que tanto me reía en Wilt. Verle al límite y estallar por todas las ocurrencias del protagonista es un auténtico placer (sí, me gusta jactarme de las desgracias ajenas, ¿qué pasa?) 😀

Lo que no me acabó de convencer fue el papel de la terrorista alemana. Se dejó amedrentar enseguida y creí que iba a ofrecer más resistencia, poner a Wilt contra las cuerdas, presionarlo y obligarlo a estallar, con sus locas consecuencias a nuestra disposición. Aunque, si me paro a pensarlo fríamente, si estuviera en su situación y tuviera que aguantar a semejante chiflado, igual hubiera optado por la prudencia también.

las tribulac¿Lo mejor? Los personajes secundarios: esas cuatrillizas folloneras, la señora de Frackas bebida y delirante, ancianos que salen de detrás de los arbustos dispuestos a pegarte un bastonazo, los Braintree y, por supuesto, el doctor Board, cuya ironía y humor ácido hace que le valore como el mejor de todo el Politécnico.

También me gusta mucho que Wilt haya tirado a la basura eso que llaman ser políticamente correcto. En el libro anterior se mostraba más callado, inmerso en sus cavilaciones y fantasías ocultas; en esta ocasión, deja a un lado los convencionalismos y se expresa sin ningún tipo de pudor ante quien sea. Se ve una evolución en el personaje, sin perder su extravagante esencia.

Ahora que lo pienso, me intriga que no se haya vuelto a mencionar al perro de Wilt… ¿Moriría de viejo? ¿A manos de las cuatrillizas? ¿Perecería infartado, dadas las vivencias experimentadas en aquella casa? Un misterio, señores…

En serio, os tenéis que subir al tren, ese que hace paradas en la Avenida Parkview y Willington Road.

Creo que Las tribulaciones de Wilt se merecen 4 de los 5 posibles terronillos.

SugarSugarSugarSugar

Advertisements

One thought on “Las tribulaciones de Wilt.

  1. Wiiiii! ¡Qué chuli tu nuevo blog! Me encanta! Y bueno, ya sabes que soy fan de las reseñas literarias, pero esta me la salto que no quiero spoilers, antes tengo que leerme el libro! ¡Qué ganas! :3

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s