El regreso de Reginald Perrin.

Me está costando escribir esta entrada: no quiero daros muchos datos sobre este libro y su antecesor, ya que perderían la gracia y las sorpresas que ambos entrañan, pero me gustaría transmitiros lo suficiente para que os entren las mismas ganas de leerlos que a mi, así que voy a ir a lo cómodo y os voy a poner la reseña que hace la propia editorial Impedimenta sobre ambos:

Caída y auge de Reginald Perrin es una obra maestra del género humorístico en el ámbito anglosajón. Su protagonista, Reginald Perrin, es un hombre gris; un mediocre e infeliz ejecutivo de ventas cuarentón, que malgasta sus días en la empresa Postres Lucisol, sometido a un jefe estúpido para el que desempeña un trabajo alienante, mientras lleva una vida suburbana al lado de su esposa y una familia plagada de gorrones. Hasta que un día, entregado a continuas fantasías que le apartan momentáneamente del sopor, decide…

Y hasta ahí puedo leer, que la frase final se me antoja innecesariamente reveladora.

Este vídeo sólo lo pueden ver los que hayan leído Caída y auge (o los que no tengan ninguna intención de leer ninguno de los dos, vaya):

El segundo tomo, que es el que nos ocupa, reza así:

El regreso de Reginald Perrin ofrece las nuevas aventuras de uno de los antihéroes más inolvidables de la literatura británica reciente. Tras diversas tribulaciones, incluida la temporada en que nuestro protagonista se ve obligado a cuidar gorrinos en una granja, Reggie…

¡Chssss! Punto en boca.

Estaréis pensando “Vaya mierda, ¿por qué se molesta en cortar la reseña en ese punto, si, realmente, no desvela nada?” Pues precisamente por eso, que luego todo se sabe. Si no hacéis trampa y no leéis la contraportada, sabréis que Reggie trama algo inesperado, absurdo y divertido y, cuando descubráis lo que es os dará mucho que pensar y os daréis cuenta que todo es posible con este hombre.

El libro está dividido en dos partes y la primera me parece mucho mejor que la segunda, ya que el final es un poco “corta y pega” de Caída y auge. Creo que a las últimas cuatro páginas les falta un poco de profundidad y resolución. David Nobbs se podía haber molestado un poquito más, porque estoy convencida que le sobraban recursos para complacer a sus lectores en condiciones. No quiero ser demasiado dura con él, dado que falta otro libro y habrá que ver cómo remata la trilogía.

En general, es un buen libro, lleno de comicidad, hechos hilarantes y personajes variopintos al más puro estilo británico de los años setenta. Es tremendamente entretenido y, aunque si no lees el primero te puedes enterar de todo sin problemas, recomiendo encarecidamente que se lea antes Caída y auge. Son libros de poco más de 300 páginas que te sabrán a poco.

Con todo ello, doto a El regreso de Reginald Perrin con 4 de los 5 posibles terronillos.

Sugar Sugar Sugar Sugar

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s