La luz fantástica.

la_luz_fantasticaLa semana pasada leí La luz fantástica, segunda parte de El color de la magia.

Al igual que su predecesora, resultó ser una novela un tan descafeinada. En esta ocasión, Rincewind, Dosflores y su inseparable Equipaje recorrerán el Mundodisco evitando la destrucción del mismo, dado que una estrella roja en el cielo augura el peor de los finales. El Hechizo que Rincewind tiene retenido en su mente será clave para evitar una catástrofe. Los magos, una mercenaria y La Muerte (entre otros muchos) dificultarán la misión de nuestros peculiares protagonistas.

Lo mejor del libro es la participación de Cohen el Bárbaro, leyenda guerrera del Mundodisco… de 87 años. Y desdentado. ¡¡Cecea todo el tiempo!! Es la caña.

Pero no deja de ser un libro un tanto caótico, tibio y con falta de gancho. Lo único que te intriga un poco es saber qué es aquella estrella roja en el firmamento que tantos quebraderos de cabeza le está dando a todo el mundo.

SPOILER: ¡¡Es un nido de bebés tortuga recién nacidos!! Por lo que Gran A´Tuin, desde mi punto de vista, es hembra (no creo que un tortugo se tome tantas molestias en ver a sus retoños cósmicos).

¡Ah! Quería contaros una cosa que en su momento me hizo sentir muy tonta: en El color de la magia, describían a Dosflores como un hombrecillo con cuatro ojos… ¡y se refería a que llevaba gafas! Y yo estaba convencida que era una especie de mutante. Pero bueno, me quedé más tranquila cuando vi la portada de La luz fantástica (una edición que ya tiene unos añetes) y supe que Josh Kirby andaba tan empanado como yo. Oh, Josh Kirby… Algunos dirán que eras un portadista infame; a mi me encantaba tu trabajo.

Le doy a La luz fantástica 2 de los 5 posibles terronillos.

Sugar  Sugar

Philomena.

El sábado fui al cine con mi gran amiga Magrat y vimos Philomena, la última película de Stephen Frears. Trata de una mujer irlandesa que pasa 50 años intentando dar con el paradero de su hijo, que le fue arrebatado por las monjas que la acogieron tras quedarse embarazada en su adolescencia. Las religiosas dieron en adopción al niño a una familia pudiente de norteamericanos.

Aquí tenéis el trailer:

Tras ver esto, esperaba ver una película tierna, conmovedora e intensa… y me llevé una desilusión. No está mal, pero le falta algo. Judi Dench lo hace genial; interpreta un personaje muy creíble, tan creíble que casi era una fotocopia de mi abuela, solo que Philomena no decía “la reoca”, “aburrición” y “alcontrar”, claro (igual por eso tengo esta sensación de vacío…)

Steve Coogan tampoco es que lo haga mal: es el típico pijo venido a menos que aprende unas cuantas lecciones durante el camino que emprende con la buena de Philomena. No cae en la moraleja fácil ni en resaltar valores que ya están tremendamente manidos.

Y el tema no podría estar más de actualidad: niños robados.

Pero le falta algo.

Fuerza.

Impacto.

No se.

En conclusión, es una peli que no transmite ni frío ni calor. No cometeréis un error si la veis, pero tampoco esperéis que os marque para siempre.

Le otorgo a Philomena 2´5 de los 5 posibles gordos.

pony pony pony - copia

Bus urbano.

Llevo tres semanas conteniéndome y no puedo más. No quiero ser muy pedorra, pero si no digo esto, reviento: la gente es idiota.

O extremadamente maleducada.

O ambas cosas.

Trabajo a 30 km de mi casa y no tengo ni carnet de conducir ni (mucho menos) coche (creo que todos hemos aprendido valiosas lecciones después de lo de Farruquito). Cojo el transporte público a diario y, siempre que puedo, me desplazo de una ciudad a otra en tren (¡adoro leer durante el trayecto!). Intento salir de casa con tiempo e ir andando hasta la estación, pero no siempre tengo los 20 minutos necesarios para dicha operación.

Entonces, amigos míos, es cuando cojo el bus urbano y me pongo de mal humor: ¡un número alarmante de personas se sitúan en el asiento que da al pasillo y no permiten el acceso al asiento de la ventanilla!

clint-eastwood-disgusted-gif

Vamos a ver: los autobuses urbanos entre las 14:30 y las 15 horas van de gente hasta los topes (estudiantes y trabajadores que van a comer a casa, personas que trabajan en el turno de tarde y se dirigen a sus curreles…) y es algo universal que a todos nos gustaría ir solos, pero la gracia de los autobuses es que son, precisamente, públicos. Si quieres ir solo, pilla un taxi, coche, moto o burro a propulsión y así ni te molestan ni molestas. En serio, ¿cómo es posible que la gente sea tan jodidamente egocéntrica? De verdad, yo no conozco ningún caso en el que las ventanillas hallan robado el alma a alguien o lancen maleficios eternos. Tampoco creo que halla mucha gente que haga esto porque el asiento de la ventanilla esté ocupado por su amigo imaginario…

Voy a poneros algunas imágenes explicativas, que creo que no estáis advirtiendo la gravedad de este asunto.

bus

He aquí un autobús visto por dentro. Como podéis observar, hay unas cuantas señoras apostadas en dirección al pasillo y el asiento de la ventanilla está libre. ¿Cuántos asientos no están siendo utilizados? Al menos cuatro.

bus - copia

Podréis decir “Bueno mujer, con pedir amablemente a esas personas que te dejen sentarte, problema resuelto”.

Porque son taaaaaaaaaaaaan retorcidos que, en vez de desplazarse hacia la ventanilla, lo que hacen es coger torpemente sus bártulos, ponerse en pie, salir al pasillo, dejarte pasar hacia la ventanilla y volver a sentarse trabajosamente (aunque tengan 30 y pocos años, da igual; su psicomotricidad fina se va por unos instantes de vacaciones o a fumarse un cigarro). Y claro, os recuerdo que el autobús está llenito de gente, gente que te miran horriblemente mal porque estás formando un atasco… ¡¡¡cuando es mentiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiira!!! Es la otra psicooooooooopata que tiene un comportamiento anómalo o un puto morro que se lo pisaaaaaaaaaaa. Y hablo en femenino porque, muy a mi pesar, la inmensa mayoría de las veces son mujeres.

¿Y qué hago con esto? ¿Voy de pie y cultivo todos los días lo que un día serán unas varices como de aquí a Torremolinos? ¿Me vuelvo tan poco considerada como ellas y monto atasco todos los días? ¡No! Voy a iniciar una cruzada contra esta gente horrible y, cuando lo vea propicio, las obligaré a levantarse y ocuparé su sitio; no el de la ventanilla, si no el del pasillo. Y cuando me digan que porqué no voy hacia la ventanilla, pienso decir alguna majadería con cara de loca. Tengo que ensayar unas cuantas, que me considero una persona creativa. Por supuesto, acepto sugerencias.

Ains…

Irisz Agócs.

Ya tardaba en presentaros a mi ilustradora favorita. Su blog, Artista Muvek, es mi rincón favorito de la red desde los últimos seis años. Su especialidad es mi debilidad confesa: los animalucos. Son taaaaaaan tiernos… Me encantan.

¿Mi ilustración favorita? ¡Ésta!

emergency-pig¡Adoro los cerditos! Y, cuando estoy triste, siempre me imagino a uno de estos surcando los cielos para hacerme sentir un poquito mejor. Os parecerá una tontería, pero me reconforta.

Os dejo una muestra:

1 2 3 4 05 6 7 8 9 10 11

Ha publicado muchos cuentos en varios idiomas, pero os aseguro que mataría por tener éste:

ana¡¡¡Tiene que ser una pasadaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

Si queréis saber más de Irisz Agócs, podéis seguirla en Facebook y echar un vistazo en Etsy.

Aida Books and More.

Una siempre se alegra cuando encuentra ese libro que tanto le apetece leer o que había estado buscando con tanto ahínco y fracasó estrepitosamente. Si le añadimos que lo podemos conseguir por 1, 2, 3 euros, es la locura. Y si encima con esa compra puedes ayudar a que se desarrollen proyectos de cooperación internacional, te puedo asegurar que ya tienes el día hecho.

Os presento Aida Books and More, una librería solidaria con tomos únicos donados por particulares y con muchas ganas de echarle una mano a los que más lo necesitan.

No es la primera vez que hago un pedido aquí y, a parte que te mandan los libros en un tiempo record, te sientes doblemente bien: satisfecho por poder leer un libro y con la ilusión de que ese pequeño gesto que has tenido y que prácticamente no te ha costado nada pueda ayudar, en este caso, a la evacuación de niños con cardiopatías graves de Guinea Bissau para ser tratados en hospitales europeos.

Podéis seguir a esta gente a través de Facebook, Twitter y Pinterest, así como en su web.

¿Que qué libros he comprado? Pues he regresado a la infancia con Las brujas y El Superzorro (ambos de Roald Dahl) y sigo alimentando sagas con Ánimo Wilt. Espero no tardar demasiado en hacer sus respectivas crónicas.

wilt      Superzorrolasbrujas

Inspiraciones anónimas.

Me encantaría servirle de inspiración a alguien. No en plan musa lánguida y fingiendo modestia, pero sí de una manera sencilla y serena y, al ver estas imágenes, me ha dado que pensar (y sentir) ¿Te imaginas? Estás haciendo cualquier cosa sin importancia, le llamas la atención a alguien, que se apresura a sacar un trozo de papel y algo que pinte y te inmortaliza.

Igual esto le puede recordar a alguien al mítico dibujante de las películas americanas que plasma lo acontecido en un juicio de suma repercusión mediática, con mucha controversia y expectación.

O incluso, habrá alguno que fantasee con posar como Kate Winslet en Titanic (sí, en bolingas, con un pedrolo colgando del cuello y despatarrada…¡qué se yo! en mitad del metro o algún escenario urbano cotidiano).

El caso es (que me lío más que la pata de un romano) que personas como este anónimo artista hacen que la vida tenga un poco de magia y nos recuerda la máxima que menos es más.

21201918171615141312111098764321

Asesinato en el Orient Express.

PoirotLo pasé genial leyendo este libro… en el tren. Hubo gente que me miraba mal, ¡jijiji!

El protagonista de esta novela de Agatha Christie (y de otras 40) es Hercule Poirot, un detective belga muy listuco y espabilado al que no dejan echar una cabezadita en el tren cuando aparece un hombre muerto en uno de los compartimentos.

El difunto es un asesino americano que se dedicaba a secuestrar niños, pedir rescates por ellos, coger el dinero y sesgar la vida de las criaturas. Vamos, que cuando salió todo esto en la prensa, fijo que hubo alguna vecina en bata y rulos que le decía a los periodistas “Pues era muy majo; siempre saludaba”.

Poirot deberá resolver el crimen mientras el tren está parado en medio de la nieve y con un puñado de sospechosos que le van a dar algún que otro quebradero de cabeza (pistas falsas, testimonios imposibles, contradicciones forenses…)

El final me pareció un pelín forzado, dado que prácticamente todos los pasajeros del Orient Express formaban parte de una conjura gestada meses antes por los damnificados del último crimen de Cassetti, el asesino asesinado. Si alguien mata a una persona querida, lo más fácil es localizar al cab***azo y liarse a hachazo con él, no hacer un grupete, montar un teatrillo y llevarlo a cabo. Pero bueno, desde luego es totalmente inesperado y original; no todo el mundo tiene esa paciencia, arte y sangre fría. Además, ¿qué coño? ¡El tío se lo merecía!

Os dejo el enlace de la Wikipedia por si quereis ahondar un poco más en el tema. Viene un esquema de los compartimentos del tren y todo (¡qué curiosinos son los wikipedianos!)

Asesinato en el Orient Express recibe 3´5 de los 5 posibles terronillos:

Sugar  Sugar  Sugar  sugar

Vivir entre Eurocerdos.

Reginald-PerrinOs dejo una entrada de Santi Carriedo, autor de Los lunes al “blog”, sección digital de El Mundo.

–> Aquí mismo, querido lector. <–

En ella, a parte de decir verdades, se menciona a mi querido Reginald Perrin.  Ayer recibí un paquete con la serie de la BBC. Espero no tardar mucho en verla. Tengo vetada la tercera temporada, ya que se corresponde con el último libro de la saga (sí, ese mismo que los de la editorial Impedimenta aún no han publicado y se están salvando de la decapitación porque ya han sacado Trabajos de amor ensangrentados)